En Haití, Iglesia Adventista inaugura hogar para huérfanos del terremoto

Download PDF

El nuevo orfanato en Diquini, Puerto Príncipe, Haití, que fue inaugurado el 25 de abril de 2017 gracias a fondos que recolectó la Iglesia Adventista de Puerto Rico y ADRA Puerto Rico. Las instalaciones, que albergan a doce niños que quedaron huérfanos después del devastador terremoto de 2010, cuenta con cuatro habitaciones, dos baños, una sala, un comedor, una cocina y una oficina, y serán administradas por la Iglesia Adventista en Haití. Imagen de Javier A. Rodríguez

12 de mayo de 2017 | Diquini, Puerto Príncipe, Haití | David Sebastian/DIA

Los niños reciben golosinas y un recorrido por sus nuevas habitaciones. Imagen de la Unión Puertorriqueña/DIA

Después de siete años de planificar, recolectar fondos y de esfuerzos logísticos, la Iglesia Adventista de Haití inauguró un hogar para niños que quedaron huérfanos después del mortal sismo que sacudió esa nación en 2010. El orfanato en Diquini, Puerto Príncipe, fue inaugurado el 25 de abril de 2017.

“Hoy es un día de Victoria”, dijo el pastor José Alberto Rodríguez, presidente de la Iglesia Adventista en Puerto Rico y director de la Agencia Adventista de Desarrollo y Recursos Asistenciales (ADRA) en Puerto Rico. “Hoy concluye el sueño de inaugurar este hogar para niños que vimos alojados en tiendas, con hambre, y que pasaron por tantas cosas”, dijo Rodríguez. La labor de Rodríguez fue fundamental a la hora de recolectar fondos y coordinar con los líderes de la iglesia y la comunidad en Haití para que el orfanato se hiciera realidad.

“Me siento tan feliz y agradecido al Señor, a mi país y a los periodistas por confiar en ADRA Puerto Rico”, expresó el pastor Rodríguez.

Rodríguez agradeció a otras organizaciones cristianas tales como la Iglesia Presbiteriana, la Iglesia Misionera Pentecostal Internacional, y la Iglesia Discípulos de Cristo de Puerto Rico, por colaborar con fondos, y a los voluntarios de ADRA que apoyaron el proyecto.

El pastor Jose Alberto Rodríguez, presidente de la Iglesia Adventista en Puerto Rico, al ser entrevistado por Wora TV 5, canal que cubrió la inauguración. Imagen de la Unión Puertorriqueña/DIA

La construcción del nuevo hogar para niños en Diquini, que se encuentra cerca de la Universidad Adventista de Haití, demandó menos de un año, y puede albergar a quince niños. El hogar cuenta con cuatro habitaciones, dos baños, una sala, un comedor, una cocina y una oficina. En el presente, el lugar está albergando a doce niños, dijo Rodríguez. “Estos son los 12 niños que aún no han sido adoptados, de los 84 de la zona que quedaron huérfanos”, explicó Rodríguez.

La Unión Haitiana supervisará la administración del nuevo orfanato que será dirigido por Evanose Francois, una enfermera que también enseña en la universidad. El pastor Rodríguez expresó que el orfanato recibirá un suministro continuo de alimentos, y que sus necesidades estarán cubiertas.

“Queremos que este sea un proyecto modelo para el pueblo de Haití”, dijo Rodríguez.

Los niños han recibido prendas de vestir, zapatos, uniformes escolares y también artículos escolares.

Los líderes de la comunidad y los niños de la comunidad circundante fueron invitados a participar de la ceremonia de inauguración.

El pastor Pierre Caporal, presidente de la Iglesia Adventista en Haití, agradeció a los líderes de la iglesia de Puerto Rico y a otras denominaciones y ciudadanos de Puerto Rico que han demostrado su amor y generosidad a la comunidad haitiana desde que fueron azotados por la catástrofe. “Este orfanato constituye una prueba convincente de la solicitud y el amor que sienten por el pueblo de Haití”, dijo Caporal.

De izquierda a derecha: Evenose Francois, Cristina Rivera, esposa del pastor Rodríguez, un niño, y el pastor Rodríguez. Imagen de la Unión Puertorriqueña/DIA

La ayuda y el compromiso que de la gente de Puerto Rico se hizo claramente visible inmediatamente después del terremoto de 2010, dijeron los líderes de la iglesia.

“Días después del terremoto, visitamos Haití y compramos el terreno para este nuevo orfanato”, dijo Luis Rivera, tesorero de la Iglesia Adventista en Puerto Rico.

La Iglesia Adventista de Puerto Rico y ADRA Puerto Rico han donado y distribuido setenta contenedores de alimentos y diversos artículos desde el sismo, así como casas de madera para las familias afectadas, fondos para ayudar a reconstruir hogares en coordinación con ADRA Haití, una unidad móvil en 2011 para ayudar al Hospital Adventista y la reconstrucción de dos iglesias adventistas, entre otras actividades.

Para saber más sobre este proyecto dirigido por la Iglesia Adventista de Puerto Rico, visite upasd.org

Con información adicional de WORA TV5

Traducción de Marcos Paseggi

This post is also available in: Inglés Francés

Categories Desde el campo, RSS Español | Tags: | Posted on Mayo 12, 2017