14 de diciembre de 2015 | Miami, Florida, Estados Unidos | Libna Stevens/DIA

Los líderes adventistas de salud de la División Interamericana (DIA) informaron los logros de sus instituciones durante los últimos cinco años y delinearon planes de desarrollo para los próximos años durante las reuniones del mes pasado de la junta de Servicios Adventistas de Salud Interamérica (AHS-IA) en Miami, Florida, Estados Unidos.

El doctor Elie S. Honore, presidente de la AHS-IA, habla a los administradores de hospitales y líderes de la iglesia durante la reunión de la junta de la AHS-IA en Miami, Florida, Estados Unidos, el 2 de noviembre de 2015. Imagen de Libna Stevens/DIA

La AHS-IA fue establecida en 2010 en conjunción con Adventist Health International, con sede central en la Universidad de Loma Linda, en California, dijo el doctor Elie S. Honore, presidente de la AHS-IA. Es una organización que existe para fortalecer y ayudar a que las instituciones de salud promuevan la plenitud física, mental, social y espiritual de la raza humana mientras cumplen la misión de la iglesia.

Según el doctor Honoré, un médico que antes de su cargo actual, fue director de ministerios de salud de la DIA durante veinte años, todos los 14 hospitales y 24 clínicas de la DIA han implementado las medidas de control de calidad que han aprendido.

En los últimos cinco años se llevaron a cabo tres conferencias regionales y dos conferencias generales sobre liderazgo, informó el doctor Honoré. Las conferencias generales incluyen a todos los administradores de los hospitales, directores médicos, tesoreros y jefes de enfermería. Los líderes de la AHS-IA estuvieron presentes. Además, se implementó en todo el territorio un programa de certificación en capellanía.

«Todas nuestras instituciones están en el presente llevando a cabo proyectos de expansión o de remodelación, que es uno de los principales objetivos delineados por los estatutos de la AHS-IA», añadió Honoré.

Otros objetivos claves para las instituciones de salud bajo la organización AHS-IA incluye trabajar para tener un programa de calidad de atención y evaluación de salud, el reclutamiento y la capacitación de personal clave, la búsqueda de un sistema de información financiera, el trabajo conjunto entre otras instituciones de salud del territorio y en Norteamérica, y la gestión de la cobertura de responsabilidad general y profesional, entre otras.

Hasta el momento, reunir a todos los hospitales y clínicas de la DIA ha sido una importante mejora durante los últimos cinco años, dijo Honore. En el pasado, todas las instituciones de salud solo respondían a su organización eclesiástica y junta de gobierno superior, pero ahora tienen muchos más beneficios.

“La cobertura por mala praxis médica ha sido una cuestión importante, y en el presente las 38 instituciones cuentan con una cobertura grupal que en promedio suma menos de 400 mil dólares anuales de prima durante los últimos cinco años», explicó Honore. «Juntos somos más fuertes».

Hay ahora mayor conciencia de la necesidad de un enfoque más profesional a la gestión de salud, dijo Honore. «Existe la creación progresiva de una reserva de gerentes de salud para romper el círculo de nuevos líderes sin preparación, como sucedía en el pasado».

Hospital Andrews Memorial, en Kingston, Jamaica, es uno de los catorce hospitales adventistas en el territorio de la División Interamericana. Imagen de Nigel Coke/DIA

Hay planes de ofrecer un programa obligatorio en línea de certificación en liderazgo ejecutivo en salud con la Universidad de Loma Linda y la Universidad de Montemorelos para todos los actuales líderes de las instituciones de salud, así como un programa obligatorio de educación continua anual, explicó Honore. También se está trabajando con una capacitación básica obligatoria con educación continua anual para los miembros de las juntas.

Se establecerá un fondo de desarrollo de capital del cual serán parte la DIA, las uniones y los campos locales junto con las instituciones de salud, según Honore. «Esos fondos ayudarán a las instituciones con créditos blandos a corto y mediano plazo para la adquisición de nuevos equipos y para liberarse de actuales equipos obsoletos que afectan la calidad de la atención», añadió.

Los miembros de la junta también votaron un Memorando de Entendimiento para establecer una relación de trabajo entre Health City de las Islas Caimán y la AHS-IA, con planes de que las instituciones de salud incluyan cirugías cardíacas gratuitas para indigentes de 0 a 18 años, en todo el territorio de la DIA, y el posible establecimiento de un Laboratorio de Catéteres Cardíacos en cuatro de los catorce hospitales adventistas, y para la adquisición de nuevos equipos.

No solo tiene que ver con los avances hechos durante los últimos cinco años con la AHS-IA, dijo Honore, sino también sobre las mejoras continuas.

«Mi principal preocupación es la sustentabilidad de las iniciativas que hemos puesto en efecto durante los últimos cinco años, en las cuales hemos invertido más de medio millón de dólares, y en las iniciativas para los próximos cinco años», dijo Honore, que posee una maestría en salud pública y otra en administración de salud de la Universidad de Loma Linda.

Aún hay desafíos que enfrentar. «Necesitamos seguir supervisando el liderazgo adecuado y el gobierno apropiado en todos los hospitales», dijo Honoré. «Los equipos adecuados y actualizados y el mantenimiento biomédico apropiado constituyen nuestros segundo y tercer desafíos más grandes en la mayoría de nuestras instituciones de salud, y también se necesita conservar una cultura constante de calidad».

Entre los planes que existen también se espera establecer un sistema nacional de salud para los países en los que existe más de una institución de salud, como es el caso de México, Venezuela y Jamaica, entre otros, dijo Honore.

Traducción de Marcos Paseggi

Top news

Hospital Adventista en México se recupera después de que decenas de empleados dan positivo con COVID-19
El presidente de la Iglesia Adventista del Séptimo Día reconoce el Día Mundial del Conquistador
Música adventista en el Caribe