Desde la izquierda, Marius Munteanu, Sorin Cîmpeanu, y Sorin Opaschi firman el convenio. Imagen de la EUD

18 de diciembre de 2015 | Bucarest, Rumania | Andrew McChesney, editor de noticias, Adventist Review

La Iglesia Adventista del Séptimo Día ha firmado un convenio emblemático con el gobierno de Rumania que por primera vez les da voz en el sistema educativo del país.

Marius Munteanu, en representación de la Iglesia Adventista de Rumania, firmó el convenio sobre cooperación educativa con Sorin Mihai Cimpeanu, ministro de educación del país, y Victor Opaschi, secretario de estado para asuntos religiosos, en una ceremonia en Bucarest, la capital de esa nación de Europa Oriental.

El convenio permite que la iglesia tome parte en discusiones futuras sobre la educación religiosa, y que coloque representantes de la iglesia en equipos de inspectores del Ministerio de Educación que visiten las instituciones educativas adventistas, de manera de garantizar la calidad de la educación que brindan.

Más allá de eso, los líderes adventistas locales están entusiasmados en especial por el hecho que el convenio puede ser enmendado, lo que abre la puerta a la posibilidad de poner fin a la práctica tradicional contra los estudiantes adventistas, según la cual el Ministerio de Educación organiza actividades académicas extracurriculares los días sábado.

«Vemos este convenio como una nueva etapa de colaboración institucional, pero también como una herramienta que puede ser mejorada al añadir provisiones que respeten las prácticas religiosas de la Iglesia Adventista, y la libertad religiosa de sus estudiantes en relación con las competencias [académicas] educacionales que se llevan a cabo los sábados», dijo Munteanu en una declaración dada a conocer por la División Intereuropea.

Munteanu firmó el convenio en noviembre mientras era presidente de la Iglesia Adventista en Rumania. Desde entonces, fue remplazado por Ștefan Tomoiagă.

Al organizar actividades extracurriculares los sábados, el Ministerio de Educación limita las oportunidades de los estudiantes adventistas, dijeron los líderes de la iglesia local. Por ejemplo, los estudiantes que participan en concursos académicos nacionales, que siempre son planificados para los sábados, no tienen que dar exámenes de ingreso a la universidad.

El convenio recién firmado coloca a la Iglesia Adventista al mismo nivel que otras de las principales denominaciones religiosas del país. Convenios similares de colaboración están siendo firmados con todas las 18 denominaciones religiosas reconocidas por el gobierno de Rumania. La Iglesia Adventista fue la décima denominación en firmar el convenio.

La Iglesia Adventista comenzó a desarrollar una red de instituciones educativas en Rumania cuando el país se separó el bloque soviético en 1989. Hoy día, la Iglesia Adventista de Rumania cuenta con un Instituto Teológico Adventista, una Escuela de Enfermería, tres escuelas secundarias teológicas y otras dos comunes, más de cincuenta Jardines de Infantes, y varias escuelas primarias.

Las instituciones educativas adventistas están obteniendo el reconocimiento nacional, según expresa la declaración de la División Intereuropea. El porcentaje de los estudiantes que aprueban los exámenes finales duplica el promedio nacional.

En Rumania hay unos 67 mil adventistas, y el país cuenta con unos 21 millones de habitantes.

Traducción de Marcos Paseggi

Top news

ADRA México distribuye miles de botellas de desinfectante de manos en Ciudad de México y Monterrey
En el Norte del Caribe, nuevos creyentes se unen a la iglesia después de esfuerzos de evangelización
Iglesia Adventista iniciará 100 Días de Oración el 27 de marzo