Cortesía de la Adventist Review

2 de diciembre de 2014 | Silver Spring, Maryland | Andrew McChesney/Adventist Review

Un destacado estudioso sobre Elena G. White celebró la decisión de la revista Smithsonian de nombrar a la cofundadora de la Iglesia Adventista del Séptimo Día como una de los cien estadounidenses más significativos de todos los tiempos.

En su número de Primavera 2015, la revista colocó a Elena White en un grupo que incluye a gente como Abraham Lincoln, Martin Luther King Jr., y Hellen Keller. Los individuos fueron escogidos con el uso de un algoritmo que mide los datos tomados de las páginas de Wikipedia y las búsquedas de libros escaneados en Google.

«Es bueno ver una institución del calibre de Smithsonian otorgar el reconocimiento apropiado a Elena White», dijo William Fagal, director asociado del Patrimonio White, que custodia los escritos de la autora.

The Smithsonian, la principal publicación del Instituto Smithsoniano, el complejo de museos e investigación más grande del mundo, no establece un escalafón de las cien personas. En su lugar, los divide en diez categorías de diez personas cada una, y White aparece en la categoría «Figuras religiosas». Resulta curioso que se le brinda más espacio que a cualquier otra figura religiosa, un artículo de página completa ilustrado con un dibujo también de página completa.

El artículo sin firmar se enfoca mayormente en algunas de las dos mil visiones y sueños que White dijo haber experimentado desde que tenía 17 años, en 1844, hasta que falleció, setenta años después. Ofrece una descripción detallada de parte de White y de testigos de sus visiones, y destaca que años después, los escépticos presentaron la hipótesis de que sus visiones bien podrían haber sido causadas por la epilepsia o el envenenamiento con mercurio. El artículo también señala que la misma White conectó las visiones con una seria herida en la cabeza que sufrió en la niñez, cuando fue golpeada por una piedra.

White, sin embargo, solo expresó que su herida la hizo buscar a Jesús, no que causó las visiones.

La portada del número de Primavera 2015 de la revista Smithsoniana, que presenta una lista de los cien estadounidenses más significativos de todos los tiempos. Imagen brindada por la Adventist Review

 

“El artículo minimiza la base sobrenatural de su contribución, lo que no sorprende para una publicación de este tipo, pero celebramos el reconocimiento de su significación para la religión, no solo en los Estados Unidos, sino también a lo largo y a lo ancho del mundo», dijo Fagal el domingo.

El artículo no se pronuncia sobre el origen de las visiones.

«Más allá de la causa», expresa el artículo, «habría de tener hasta dos mil experiencias aparentemente divinas durante las siguientes décadas que, junto con sus prolíficos escritos (más de cien mil páginas para el momento de su muerte), ayudarían a dar forma al adventismo cuando llegó a ser una denominación organizada en la década de 1860».

El artículo también menciona la creencia adventista de que Jesús comenzó el proceso del juicio final sobre las personas en 1844 y alude al énfasis del movimiento sobre la vida sana.

Afirma incorrectamente que la Iglesia Adventista tiene «unos 14 millones de seguidores». La feligresía actual se encuentra actualmente en 18,1 millones, según las estadísticas presentadas en el Concilio Anual de la denominación hace un par de meses.

Los adventistas ven a White como una escritora talentosa y una mensajera especial designada por Dios para llevar la atención del mundo a la Biblia, y para ayudar a preparar a la gente para la segunda venida de Cristo, según la biografía que aparece en el sitio web del Patrimonio White.

White es también la escritora más traducida en la historia de las publicaciones, y escribió más de cinco mil artículos y cuarenta libros sobre religión, educación, nutrición y vida cristiana, entre otros temas.

Entre las otras figuras religiosas nombradas en la lista del Smithsonian se encuentran dos líderes mormones, Joseph Smith Jr. y Brigham Young; L. Ron Hubbard, fundador de la Iglesia de la Cientología; Mary Baker Eddy, fundadora de Ciencia Cristiana; y figuras de los siglos XVI al XVIII tales como William Penn, Roger Williams, Anne Hutchinson, Jonathan Edwards and Cotton Mather. El editor hace una mención honoraria al evangelista Billy Graham.

La fórmula usada por el Smithsoniano para compilar la lista fue construida por Steven Skiena, profesor de ciencias informáticas de la Universidad Stony Brook, y por Charles B. Ward, ingeniero de Google. Entre los dos produjeron un algoritmo que usa 840 mil páginas de Wikipedia sobre individuos, y datos de 15 millones de libros que Google ha escaneado para medir los logros de las personas y cuán bien son recordadas por ellos.

Según este método, las principales cinco figuras de la historia mundial son, en orden de importancia: Jesús, Napoleón, Mahoma, Shakespeare y Abraham Lincoln.

Traducción de Marcos Paseggi

Top news

Hospital Adventista en México se recupera después de que decenas de empleados dan positivo con COVID-19
El presidente de la Iglesia Adventista del Séptimo Día reconoce el Día Mundial del Conquistador
Música adventista en el Caribe