El Pastor Israel Leito (derecha), presidente de la iglesia en Interamérica, habla durante el día de apertura de la Cumbre de Ministerio de Necesidades Especiales celebrada en Miami, Florida, el 14 de enero de 2014. El Pastor Leito instó a los dirigentes y miembros de la iglesia a tener presentes a las personas con discapacidades y a localizarlas dentro el contexto de la iglesia. Imagen por Libna Stevens -DIA

22 de enero de 2014 – Miami, Florida, Estados Unidos…Libna Stevens/DIA

Los dirigentes de la Iglesia Adventista del Séptimo Día en Interamérica se comprometieron a ministrar en favor de las necesidades de personas con discapacidades, durante una cumbre especial celebrada en la División Interamericana (DIA), del 14 al 16 de enero de 2014.

El propósito de la Cumbre de Ministerio de Necesidades Especiales fue despertar conciencia en relación con las personas discapacitadas y enseñar formas de ministrar en favor de este grupo de personas en desventaja, históricamente descuidado en el territorio. La cumbre reunió a un grupo central de 35 dirigentes de iglesia y miembros laicos. Fue el primero de un evento tal en el territorio de la DIA.

El Senador Floyd Morris, un adventista y presidente del senado en Jamaica, desafió a los dirigentes de la iglesia a procurar, ministrar e integrar a personas con discapacidades en el territorio de la DIA . Imagen por Libna Stevens -DIA

El Senador Floyd Morris, un adventista y presidente del senado en Jamaica, desafió a los dirigentes de la iglesia a procurar, ministrar e integrar a personas que viven con discapacidades en el territorio de la DIA. Hay aproximadamente 80 millones de personas con discapacidades viviendo en este territorio.

“Dios nos está diciendo a todos nosotros en la moderna sociedad actual que abramos las puertas, derribemos barreras y habilitemos e incluyamos en todos los asuntos de la iglesia a las personas con discapacidades”, dijo el Senador Morris, quien perdió la vista poco después de los 20 años.

Aunque la misión de la iglesia es ganar almas para el reino de Dios”, dijo el Senador Morris, “tenemos la enorme tarea de asegurarnos de que se atienden las necesidades de los más vulnerables en nuestra sociedad, incluyendo a las personas con discapacidades, así como lo hizo Jesús durante su ministerio en esta tierra”.

Este mensaje logró hacer eco durante los tres días de la cumbre. Los administradores máximos de la DIA subrayaron la necesidad de inclusión e integración dentro de la iglesia, de las personas con discapacidades.
El Pastor Israel Leito, presidente de la iglesia en Interamérica, instó a los dirigentes de la iglesia a no ignorar a las personas con discapacidades.

“Como dirigentes cristianos y empleados de la organización, debemos reconocer a las personas con discapacidades; aun cuando la gente no sea como nosotros somos, debemos abrirle las puertas de la iglesia”, dijo el Pastor Leito.

Es esta concientización inicial –asegurarse de que las personas con discapacidades y sus familiares son bienvenidos y atendidos en las congregaciones locales– lo que constituye un importante paso y una razón para celebrar la cumbre de ministerio de necesidades especiales, dijo el Pastor Samuel Telemaque, director asociado de Ministerios Personales y Escuela Sabática de la iglesia en Interamérica y organizador de la cumbre.

El Pastor Samuel Telemaque, director asociado de Ministerios Personales y Escuela Sabática en Interamérica, dijo que los informes preliminares de una parte del territorio de la iglesia en la DIA, muestran que hay más de 50,000 personas con discapacidades en las congregaciones locales. Imagen por Gustavo Menéndez -DIA

“La división reconoce la necesidad de ser más inclusivos, de identificar las diferentes necesidades en la iglesia, de tratar a cada persona como propiedad de Dios”, dijo el Pastor Telemaque. “Fue importante celebrar esta cumbre para llegar a un mayor nivel de concientización de las necesidades especiales dentro de la iglesia y la comunidad”, dijo el Pastor Telemaque.

La cumbre subrayó los siete grupos principales de grupos con necesidades especiales, incluyendo los de personas con deficiencia cognitiva, auditiva, no evidente, de movilidad, siquiátrica, del habla y visual.

La concientización va a traer consigo un cambio fundamental de actitud, afirmó el Senador Morris durante su seminario. “El enfoque es que hagamos énfasis en los derechos de la persona con discapacidad y la capacidad que tiene ese individuo para desarrollarse a sí mismo”, explicó.

El Senador Morris enfatizó la necesidad de concientización en cuanto a una apropiada educación en iglesias, escuelas e instituciones, como elemento clave para llegar hasta las personas con discapacidades e integrarlas en pos de una contribución significativa. Se necesitan rampas y servicios sanitarios accesibles para acomodar a aquellos con problemas de movilidad, enfatizó el Senador.

El Senador Morris hizo también un llamado a los administradores y dirigentes de la cumbre, a alcanzar a las personas con discapacidades a través de la obra de la Agencia de Desarrollo y Recursos Asistenciales y de los diferentes ministerios de la iglesia y asegurarse de que esas personas con discapacidades puedan involucrarse en ministerios en favor de la comunidad.
“No simplemente los lleven y acomoden en las bancas de la iglesia, debemos involucrarlas en el proceso de toma de decisiones de la iglesia”, dijo el Senador Morris.

El Pastor Larry Evans, coordinador de enlace del Ministerio Internacional para Personas con Deficiencia Auditiva, de la iglesia adventista mundial, señaló la necesidad de que los dirigentes y miembros de la iglesia piensen en las personas con discapacidades desde una perspectiva cultural, a fin de trabajar más eficazmente al atender sus necesidades en las iglesias y comunidades. Imagen por Libna Stevens -DIA

El ofrecer oportunidades para involucrarse con personas con discapacidades puede comenzar en nuestras clases de Escuela Sabática, dijo Gary Swanson, director asociado de Ministerios Personales y Escuela Sabática de la iglesia adventista mundial.

“Algunas veces ministramos en favor de la gente basándonos en lo que creemos que son sus necesidades”, dijo el Pastor Swanson. “Sería mejor si nos enteráramos de cuáles son sus necesidades”. Se trata más bien de lo que pueden hacer las personas con discapacidades, no de lo que no pueden hacer”, añadió.

De acuerdo con el Pastor Telemaque, el desafío es muy claro. El proveer recursos y habilitar a los más de 50,000 maestros de Escuela Sabática en todo el territorio de la División, podría comenzar tan pronto como los dirigentes y miembros se unan para involucrarse en los ministerios de necesidades especiales.

“Esta cumbre da forma hoy al nacimiento de este muy necesitado ministerio en nuestro territorio”, afirmó el Pastor Telemaque.

El Pastor Larry Evans, coordinador de enlace de la iglesia adventista mundial con el Ministerio International para Personas con Deficiencia Auditiva, dijo que el ministerio de necesidades especiales es un concepto que la organización de la iglesia debe reconocer y que “si no reconocemos este ministerio, no estamos cumpliendo la misión”.

“Pensemos en las personas con discapacidades desde un punto de vista cultural”, dijo el Pastor Evans. “¿Cómo ven la vida las personas con discapacidades? Pensemos en cultura en vez de en discapacidad”.

El Pastor Evans instó a los dirigentes a permitirles a las personas con discapacidad auditiva ser parte del círculo de liderazgo de la iglesia y a ayudar a poner en ejecución estrategias, buscando siempre ministrar en su favor, teniendo en mente sus necesidades.

De acuerdo con el Pastor Telemaque, es factible alcanzar a más de 50,000 personas con discapacidades dentro de nuestras Iglesias. Los dirigentes estiman que puede ser el doble de tales personas, siendo que solamente la mitad de los territorios de unión, de la iglesia en Interamérica, pudieron dar un informe.

El Dr. Hugh Crarey, de 92 años, un ex educador y ministro en Jamaica y Nueva York, fue el cantante invitado durante los tres días de reuniones. El Dr. Crarey, miembro de la Iglesia Adventista del Séptimo Día de Kendall, en Miami, Florida, es legalmente invidente. Imagen por Libna Stevens -DIA

Vamos a concentrar nuestros esfuerzos en evaluar las necesidades de nuestras iglesias y comunidades en términos de clasificación, a enseñar a nuestra feligresía a ser más inclusiva y a proceder a fortalecer un ministerio que integre a las personas con discapacidades”, dijo el Pastor Telemaque.

Esta cumbre fue un paso hacia la organización del Ministerio de Necesidades Especiales en mayo, cuando la Junta Directiva de Interamérica se reúna para hacer oficial este ministerio en el territorio, dijo el Pastor Telemaque.

Roslyn Bullen, de la Iglesia Adventista del Séptimo Día para personas con discapacidad auditiva, se sentía emocionada de asistir a esta cumbre. Durante 20 años ha trabajado en capacidad de miembro laico, ministrando en favor de personas con deficiencias auditivas en su comunidad en Barbados.

“Estamos ahora esforzándonos para tener una iglesia totalmente silenciosa”, dijo R Bullen, quien aprendió el lenguaje de señas cuando aceptó el llamado a ser parte del ministerio en favor de personas con discapacidad auditiva. A través de los años, ha organizado conciertos y campamentos de lenguaje de señas y hace visitación al respecto en comunidades vecinas. Se sintió alentada al ver que los dirigentes están tomando muy en serio la inclusión de personas con discapacidades.

“No podemos quedarnos afuera, tenemos que mezclarnos entre ellos y preguntarnos cómo formular éste o este otro programa para ayudarles en sus necesidades”, dijo además. “Dios desea salvar a todas las personas, no solamente a la gente ‘normal’.

Imagen por Libna Stevens -IAD

Roslyn Bullen se inspiró en la pasión y dedicación de la Dra. Charlotte Thoms, coordinadora en el área de discapacidades en la División Norteamericana y las formas de desarrollar y fortalecer el ministerio de necesidades especiales.

“Eleva tu nivel de concientización usando información que ya tienes, a fin de interesar a otros a involucrarse en un ministerio que muy pronto será uno de los más necesarios en la iglesia”, dijo la Dra. Thoms, quien ha trabajado por varios años en el ministerio para personas con discapacidad auditiva en su iglesia local.

“Debemos transformar nuestras Iglesias en lugares donde la gente acuda en gran cantidad a escuchar el mensaje de un Salvador compasivo y en donde, a pesar de su condición, quede bien acomodada, en donde el edificio y el evangelio les sea accesible y en donde todos encuentren gozo”, dijo la Dra. Thoms .

“Nuestras iglesias y escuelas son accesibles para aquellos con discapacidades físicas, pero queremos realmente hacer posible que este ministerio de necesidades especiales sea lanzado en nuestra isla”, dijo Janet Torres, directora de Ministerio de la Mujer y Ministerio Infantil de la iglesia en Puerto Rico. Janet Torres fue nombrada recientemente para dirigir un ministerio en favor de personas invidentes en esta isla, llamado “Ayudando a una persona invidente a ver a Jesús”.

Janet Torres, de la iglesia en Puerto Rico, habla sobre los planes para ministrar en favor de personas con discapacidades visuales a través de una reciente iniciativa llamada “Ayudando a una persona invidente a ver a Jesús”, en iglesias adventistas de la isla. Imagen por Libna Stevens -DIA

Más de 100 miembros de iglesia voluntarios han sido entrenados para atender las necesidades de personas invidentes en varias congregaciones, a través de seminarios de entrenamiento, así como a través de breves anuncios radiales, de acuerdo con Camille Anaya, directora de Ministerios Personales de la iglesia en Puerto Rico.

“Desafortunadamente no contamos con estadísticas sobre el número de personas discapacitadas en la isla, así que estamos comenzando a evaluar todas las necesidades especiales dentro de nuestras iglesias y a extender nuestro ministerio a partir de eso”, dijo Camille Anaya, quien espera que se fortalezca en la isla el ministerio en favor de personas con deficiencias auditivas.

Añadió que el nacimiento de este ministerio de necesidades especiales permitirá establecer un consorcio y fortalecer las actividades e iniciativas iniciadas por miembros laicos esparcidos en diferentes congregaciones locales, quienes por años han beneficiado a personas con discapacidades en nuestras congregaciones y comunidades, y que han operado por su cuenta.

La unificación de ministerios independientes bajo el ministerio de necesidades especiales, es precisamente la forma en que los dirigentes de la iglesia pueden prever el éxito de la iglesia en Interamérica, dijo el Pastor Telemaque.

“Trabajaremos evaluando las necesidades en el terreno mismo, sondeando el alcance y ámbito de las necesidades en el territorio y apoyando y habilitando los ministerios locales para trabajar en favor de personas con discapacidades, para el reino de Dios”, añadió el Pastor Telemaque.

La cumbre incluyó seminarios, información y recursos proporcionados por Barbara Newman, de CLC Network, y por José A. Martínez, de Christian Record Services for the Blind (Servicios Christian Record para invidentes).

Para ver una galería de fotos de la Cumbre de Necesidades Especiales de Interamérica, pulsa AQUI

Traducción por Gloria A. Castrejón

Top news

En Bolivia, dirigentes piden a los miembros que oren por escuelas adventistas bajo amenaza
Iglesia Adventista de Guatemala fomenta valores entre los niños de la iglesia y la comunidad
En Sudamérica, los dirigentes oran en medio del estado de inestabilidad política en Bolivia