Jempsy Tisma, un joven de Haití (al centro), sostiene su trofeo después de ganar la final de la competencia «Boom Bíblico» de Interamérica 2013, llevada a cabo el pasado 8 de diciembre de 2013 en la iglesia adventista La Víbora, en La Habana, Cuba. El pastor Richner A. Fleury, director de ministerios jóvenes de la Iglesia Adventista en Haití, sostiene la bandera de ese país ante la mirada del pastor Benjamín Carballo, director de ministerios jóvenes de la Iglesia Adventista en Interamérica. Imágenes de Libna Stevens/DIA

11 de diciembre de 2013 – La Habana, Cuba…Libna Stevens/DIA

Nadie se mostró más sorprendido que Jempsy Tisma cuando fue declarado ganador de la final del «Boom Bíblico» de Interamérica el último fin de semana.

El principal ganador Jempsy Tisma (al centro) sonríe junto a Luis De Jesús Cruz, de Nicaragua (izquierda), que obtuvo el segundo puesto, y Anayansi Soriano, de Honduras (a la derecha), que salió tercera, en la gran final del Boom Bíblico 2013 llevado a cabo en Cuba.

Tisma, de la región de Haití, divisó a sus compatriotas en medio de la audiencia, tomó la bandera haitiana y exclamó: «¡Haití! ¡Haití! ¡Haití» en la iglesia adventista La Víbora, de La Habana, Cuba, donde se llevó a cabo la competencia de este año.

Con una medalla alrededor del cuello y sosteniendo en sus manos el trofeo de casi un metro de altura, Tisma pronto cayó en la cuenta de su logro, con el que había soñado durante más de tres años.

Tisma, de 20 años y proveniente de la región norte de Haití, se convirtió en el primer ganador en obtener el Premio Caleb, la condecoración más destacada, proviniendo de una de las dos regiones eclesiásticas de habla francesa del territorio de la División Interamericana.

“He visto la manera en que Dios ha abierto el camino y ha resuelto todos los desafíos a lo largo del camino, lo que permitió estar hoy aquí», dijo Tisma. Desde recibir su visa de viaje 24 horas antes de su vuelo hasta las numerosas competencias de este año, Tisma se regocija en mirar hacia atrás y ver todo lo que sucedió.

Los finalistas regionales y líderes de jóvenes acompañan al pastor Abner De Los Santos, vicepresidente de la IAD, que eleva una oración por Jempsy Tisma, vestido con las ropas de Caleb, pidiendo que siga siendo un embajador para Cristo en Haití.

El triunfo regional implicó estudiar la Biblia durante horas, memorizar los libros desde Efesios hasta Hebreos, y vencer a otros cientos de jóvenes para llegar allí. Su triunfo regional le significó una beca de un año y una computadora portátil. Ahora planea comenzar a estudiar teología en la Universidad Adventista de Haití. En 2012, compitió y terminó en séptimo lugar, y en 2011 obtuvo el título de su región pero no pudo viajar a la competencia final que se llevó a cabo en Puerto Rico.

«No pensaba competir este año», dijo Tisma, «pero en enero pasado, mi madre me dijo que entre en la competición porque ella había tenido un sueño donde vio que viajaría fuera del país para competir». Tisma aceptó su consejo y comenzó a dedicarse a estudiar la Biblia.

Los finalistas tenían que responder cincuenta preguntas correctamente en su computadora en el menor tiempo posible. Había preguntas de cinco, diez, quince y veinte puntos, con respuestas de elección múltiple.

Orar, estudiar las Escrituras y testificar se encuentra en el centro mismo de la misión del departamento de ministerios jóvenes, que busca desarrollar una generación poderosa en el mundo actual, y la gran razón de la iniciativa del Boom Bíblico, dijo el pastor Benjamín Carballo, director de ministerios jóvenes de la iglesia en Interamérica y organizador del evento.

El pastor Benjamín Carballo, director de ministerios jóvenes de la DIA, acompaña al pastor Ruber Álvarez, director de ministerios jóvenes de la Iglesia Adventista en Cuba, al dar la bienvenida a la delegación joven que se dio cita en la competencia bíblica.

“Cuando comenzó la competencia, Tisma no estaba cerca de los primeros puestos, pero respondió con mucha rapidez y en forma correcta las preguntas con elevada puntuación», dijo Richner A. Fleury, director de ministerios jóvenes de la Iglesia Adventista en Haití.

«Tisma representa a todos los jóvenes de nuestro país», dijo Fleury. «Son jóvenes apasionados por la Palabra de Dios, que confían en su conducción y anhelan hacer su voluntad».

La misión de Tisma será compartir su experiencia por medio de esta victoria. El joven afirmó que seguirá siendo presidente del Club de Jóvenes que Aman la Biblia de su iglesia, enseñando la Escuela Sabática y ayudando con los clubes de Conquistadores en la iglesia adventista Quanaminthe.

«Necesitamos mantener una relación estrecha con Dios, orando y estudiando la Palabra de Dios, y siendo buenos testigos de la victoria en Jesús», dijo Tisma.

«La Biblia es la voluntad expresada de Dios para nosotros, el manual especial de Dios y la única manera en que un joven puede estar listo para tomar las decisiones más importantes de su vida y permanecer fiel hasta que Cristo venga», dijo el pastor Carballo.

La tarea de aferrarse a la Biblia en busca de esperanza y conducción es clave para los jóvenes que se ven afectados por los desafíos financieros y políticos del lugar donde viven, en especial en Cuba, dijo Carballo.

«Durante años soñamos con llevar este evento de ministerios jóvenes a Cuba, y estamos agradecidos de que se haya hecho posible», dijo Carballo.

Casi dos mil delegados jóvenes atestaron la iglesia adventista La Víbora para presenciar la historia final de la competencia bíblica, el primer evento de jóvenes a gran escala llevado a cabo alguna vez en la Iglesia Adventista de Cuba.

El evento resultó ser tan trascendental porque en la historia de la Iglesia Adventista en Cuba, jamás se había llevado a cabo un evento de esta magnitud en la isla, y fue uno muy esperado por los miles de jóvenes que viajaron hasta la ciudad capital para presenciarlo, añadió Carballo.

Más de dos mil jóvenes atestaron la iglesia adventista de La Víbora para ser testigos del Boom Bíblico y participar durante un fin de semana espiritual lleno de música, poesía y mensajes espirituales.

«Nos sentimos tan felices de tener por primera vez algo tan importante para nuestros jóvenes», dijo el pastor Aldo Pérez, presidente de la Iglesia Adventista en Cuba. «Hay cientos de jóvenes que han viajado desde lejos para dormir en el piso de otros hogares adventistas. Vinieron a presenciar vuestro compromiso con Dios y con su Palabra durante el evento».

La mayoría de los que asistieron participaron en competencias regionales por medio de exámenes orales y escritos, una muestra de que la Biblia sigue siendo una fuente de fortaleza, añadió Pérez.

Los cientos de jóvenes que asistieron al evento durante el fin de semana representaron a los trece mil jóvenes adventistas de toda la isla, casi un tercio de la feligresía, dijo el pastor Ruber Álvarez, director de ministerios jóvenes de la Iglesia Adventista en Cuba.

«Para los jóvenes, venir aquí les costó más de 20 dólares por delegado, un gran desafío si tenemos en cuenta que algunos padres apenas ganan 15 dólares por mes», dijo Álvarez. «Pero ellos ven este desafío como una oportunidad de crecimiento espiritual y camaradería con otros jóvenes de Interamérica».

El evento contó con miniconciertos y declamación de poesías en diversos puntos de la isla. Uno de esos grupos, denominado el Trío Poético Baracoa viajó desde Baracoa, la zona más oriental de la isla que se encuentra a 22 horas de viaje, dijo Dayami Rodríguez, director de comunicaciones de la Iglesia Adventista en Cuba y coordinador del culto de viernes de noche y programa sabático. «Viajaron por autobús y tren desde el martes. Y no es el tipo de transporte que ustedes se pueden imaginar», añadió Rodríguez. «Para ellos, participar en el evento significó una parte esencial de su testificación por Dios».

El Coro Adventista Orfion canta en la iglesia adventista de La Víbora, en La Habana, Cuba, durante el culto sabático del pasado 7 de diciembre de 2013, antes de que se llevara a cabo el Boom Bíblico de Interamérica 2013. Imagen de Libna Stevens/DIA

El coro adventista más antiguo de la isla, que tiene más de cincuenta años de actuar cada sábado participó también del evento. El Coro Orfion, de la iglesia adventista Central de Pinar del Río, en la región occidental de la isla, cantó bajo la dirección de Josué Tielves, que canta en el coro desde los 14 años.

Durante el evento, Sonia García García, líder de Asuntos Religiosos de Cuba, dio la bienvenida a la joven delegación y celebró la obra de la iglesia por «ser una iglesia que estudia y conoce el Libro Sagrado y se interesa con el bienestar de sus miembros y de la comunidad».

Asimismo, la Sociedad Bíblica y representantes del concilio de iglesias en Cuba felicitaron a los líderes de la iglesia a la vez que fueron testigos del evento internacional que se llevó a cabo en la Iglesia Adventista.

El doctor Hiskia Missah, director asociado de jóvenes de la Iglesia Adventista mundial, animó a los finalistas y a todos los jóvenes presentes a que sigan meditando en la Biblia y usando el Libro Sagrado como un arma para combatir los tiempos difíciles que les toca enfrentar.

“Lean la Palabra de Dios, colóquense en las manos de Jesús, y estarán seguros”, dijo el doctor Missah.

El doctor Hiskia Missah, director asociado de ministerios jóvenes de la Iglesia Adventista mundial desafía a los jóvenes para que usen la Biblia como un arma para combatir los tiempos difíciles que les toca enfrentar.

El pastor Abner De Los Santos, vicepresidente de la Iglesia Adventista en Interamérica, motivó a los jóvenes a que no solo busquen a Dios por medio de su Libro Sagrado, sino que estén atentos para escuchar su voz.

«Aprendan a obedecer la voz de Dios y sigan su dirección por medio de la Biblia», dijo el pastor De Los Santos. «Dios los ha escogido para ser sus embajadores; él quiere que ustedes acepten su salvación y renueven su compromiso con él».

La renovación de su compromiso con el Señor es exactamente lo que Luis De Jesús Cruz quería hacer. De Jesús Cruz, que proviene de Nicaragua y representa a la región eclesiástica de América Central Sur, obtuvo el segundo lugar en la final del Boom Bíblico. De Jesús terminó a solo cinco puntos de Tisma.

«Me siento realmente honrado de que Dios me dio esta oportunidad de venir hasta aquí y obtener el segundo puesto», dijo De Jesús Cruz.

Para el joven no es nada raro participar en competencias bíblicas. En 2009 culminó en tercer lugar a nivel de unión y segundo en 2011.

De Jesús Cruz logró memorizar de Efesios a Hebreos en seis meses, ser el primer anciano de su iglesia, coordinar un grupo pequeño, y llevar a cabo campañas de evangelización en la iglesia adventista Lirio de los Valles en Matagalpa, y todo esto mientras colportaba durante los últimos cinco años para pagar sus estudios de ingeniería industrial.

El pastor Benjamin Carballo, director de ministerios jóvenes de la División Interamericana, se alista para anunciar el ganador del Boom Bíblico de este año junto a su directora asociada Louise Nocandy, mientras los líderes de la iglesia posan allí frente a la ansiosa multitud.

El joven está ansioso de que otros jóvenes estudien la Palabra de Dios y experimenten el entusiasmo de dedicar tiempo con otros finalistas y muchos otros jóvenes de Cuba.

«Quiero que los jóvenes se acerquen más a Dios y estén listos para su pronta venida, y sé que el estudio de la Biblia es clave para alcanzar eso», añadió. De Jesús Cruz dijo enfáticamente que planea participar en la competencia bíblica del año que viene para buscar el primer puesto.

La joven Anayansi Soriano, que obtuvo el tercer lugar y provene de la región eclesiástica de Honduras, se sintió muy emocionada de estar entre los tres primeros competidores y ya está planeando estudiar para la competencia del próximo año. Cuando Soriano, de 26 años, regrese a su hogar, empacará las cosas de su hogar y junto con su hija de cuatro años y su esposo, que es pastor, se trasladarán a un nuevo distrito.

“Quiero estudiar la Biblia y preparar a los jóvenes para que participen de una relación más estrecha con Dios, y quiero tratar de obtener el primer premio el año que viene», dijo Soriano. La clave no es obtener el primer, segundo o tercer puesto en el Boom Bíblico, dijo Carballo. «Tener un ejjército de jóvenes que estudien la Palabra de Dios significa que cada uno de ellos es un ganador a los ojos de Dios», dijo Carballo.

Según Carballo, diez años de contar con miles de jóvenes dedicados a estudiar la Biblia está marcando una diferencia. «Ha sido muy visible la cantidad de jóvenes que participan en el Boom Bíblico desde la edad del Club de Aventureros, siguen durante la edad del Club de Conquistadores y mientras son jóvenes», explicó.

Los finalistas del Boom Bíblico de Interamérica 2013.

Significa que más y más del 1,500,000 jóvenes adventistas de Interamérica están involucrándose en la oración, la lectura y la tarea de compartir el evangelio con otras personas. «Hay más jóvenes que nunca que están dando su vida a jesús, y miles más quieren servir y llegar a ser discípulos fieles en sus escuelas, en la iglesia y en sus lugares de trabajo», añadió Carballo.

«Tener jóvenes que estén estudiando la Palabra de Dios, que tengan una vida de servicio y una misión de compromiso con Dios es algo necesario para edificar una generación poderosa en Interamérica y en el mundo actual», dijo Carballo. «Si queremos seguir siendo el pueblo de la Biblia, nos aseguraremos de tener líderes que estén centrados en la Palabra de Dios y una iglesia que no sea llevada por cualquier viento de cambio de doctrinas erróneas».

Los líderes a lo largo y a lo ancho del territorio comenzarán a promocionar en sus iglesias, distritos y regiones los próximos libros que habrá que estudiar.

El Boom Bíblico del año próximo incluirá los libros desde Oseas hasta Miqueas. Se ha planificado que el Boom Bíblico de la División Interamericana se lleve a cabo en Guatemala el próximo 2 de agosto de 2014, durante el Congreso de Jóvenes de la iglesia en el territorio.

Si desea ver fotografías del Boom Bíblico de Interamérica 2013, PRESIONE AQUÍ

Puede hallar Recursos de Ministerios Jóvenes de la DIA en:
Inglés: http://youth.interamerica.org Español: http://jovenes.interamerica.org Francés: http://jeunesse.interamerica.org

Traducción de Marcos Paseggi

Top news

El coronavirus: ¿Una señal del fin?
Ministrar en favor de los hijos en tiempos del coronavirus
Los adventistas y la pandemia de influenza de 1918