Búsquedas Populares

15 de diciembre, 2010 – Miami, Florida, Estados Unidos…Libna Stevens/DIA

Millones de adventistas del séptimo día alrededor del mundo tendrán la oportunidad de contribuir a Haití durante la recogida de la ofrenda del 13er sábado al final de este mes.

Haití está aún en un estado de devastación desde que un poderoso terremoto arrasó la mayor parte de la ciudad capital de Puerto Príncipe en enero. Más reciente, un brote de cólera ha cobrado la vida de más de 2,000 personas – incluyendo adventistas del séptimo día – e infectó a más de 30,000.

«Todavía hay mucho sufrimiento, todavía hay tantas personas que están parcialmente destituidas que nuestra preocupación se ha elevado con la epidemia del cólera, así como el reciente huracán que pasó por allí», dijo el pastor Israel Leito, presidente de la iglesia en Interamérica la cual vela por Haití. «Queremos confirmar nuestro compromiso como adventistas del séptimo día a fin de apoyarles a través de estos tiempos de prueba».

Casi un año después del terremoto, fieles miembros de la iglesia y estudiantes continúan llenando las iglesias y las escuelas cada semana.

«Nuestra iglesia en Haití es muy leal, honesta y sigue los reglamentos», aseguró el pastor Leito. «Todo dinero recibido será procesado a través de la División Interamericana y, seguido, enviado a la Unión Haitiana de acuerdo con los reglamentos de la iglesia».

Días, semanas y meses después del terremoto de enero, miembros de la iglesia a través del mundo llegaron al fondo de sus bolsillos para ayudar a restaurar la iglesia y las comunidades en Haití. Los líderes de la iglesia en Interamérica esperan que la ofrenda del 13er sábado demuestre esa misma generosidad y compasión a fin de ayudar a reconstruir las más de 100 iglesias y docenas de escuelas destruidas o dañadas. El dinero también ayudará la urgente necesidad de miles de miembros de iglesia afectados por la devastación.

La ofrenda especial también irá para reconstruir los dormitorios de señoritas y jóvenes en la Universidad Adventista de Haití en Carrefour, Puerto Príncipe y proveerá becas a 1,000 niños pobres, dijo el pastor Theart Saint Pierre, presidente de la iglesia en Haití.

«Esta será una ofrenda muy especial para nosotros, porque representa a toda la iglesia a nivel mundial dando una ofrenda especial para esta situación devastadora en Haití», dijo el pastor Saint Pierre.

«La gente está aún en gran necesidad», agregó él. «Yo no tenía idea de ser parte de una iglesia dinámica tal donde todos han estado preocupados por el bienestar de la gente en Haití», agregó él.

Es la solidaridad entre la iglesia alrededor del mundo lo que ha sostenido la iglesia en Haití a través de este desastre, dijeron líderes de la iglesia. Fue evidente al comienzo cuando la iglesia en la División Centro occidental de África (WCAD siglas en inglés) cambió la ofrenda del 13er sábado de este trimestre con la región Interamericana.

«Estamos agradecidos con la División Centro occidental de África que sacrificó su fecha de la ofrenda mundial del 13er sábado este diciembre, por lo general una de las ofrendas más copiosas recolectada durante el año – para tomar la de la próxima primavera, la cual le permitió a la DIA para Haití», dijo el pastor Leito. La WCAD tendrá su ofrenda del 13er sábado reprogramada para el 2011.

Organizada por más de 100 años, la iglesia en Haití está entre las regiones más grandes en Interamérica con más de 349, 000 miembros organizados en 480 congregaciones. Además, la iglesia opera un hospital, una Universidad y varias estaciones de radio.

Para ayudar la iglesia adventista del séptimo día en Haití a reconstruir su infraestructura, se recogerán donaciones u ofrendas a través de todas las iglesias alrededor del mundo el 25 de diciembre, 2010.

Traductora: Aleida Romero

Image by ANN. Libna Stevens/DIA
Image by ANN Abel Márquez/DIA

Top news

En Beirut, equipos adventistas contribuyen con resiliencia en medio del quebrantamiento
Adolescente reúne 1.2 Millón de seguidores con entradas sobre Jesús y la Biblia
Centro Oncológico de Loma Linda celebra treinta años de tratamiento de protones