Búsquedas Populares

16 de diciembre, 2008 Silver Spring, Maryland, Estados Unidos…Megan Brauner/ANN

Podría no ser oro, incienso y mirra, sin embargo, para una pequeña, los regalos perfectos para obsequiarle al bebé Jesús esta Navidad, son todo el amor en su corazón y un frasco de perfume. Larissa, de 8 años de edad, de Sao Paulo, Brasil, añadió que ella está emocionada acerca de la Navidad, «porque es la fiesta de cumpleaños de Jesús».

ANN le preguntó a un grupo de niños alrededor del mundo, ¿qué le darían ellos a Jesús si fueran a Belén a visitarlo esta Navidad?, y un deseo que ellos pedirían para ellos también.

Abigail, de 3 años, de Herfordshire, Reino Unido, piensa darle a Jesús «Un montón de corazones por que yo lo amo». Fellow Hertfordshire, nativo de 6 años, estuvo concordó en que el amor es el mejor regalo «Porque él es tan pequeño para jugar con juguetes».

Sin embargo, Alexander, de 4 años, de Yucatán, México, no compartió sus opiniones. El recomendó, «Muchos juguetes, un tren y aviones».

Una idea muy práctica llegó de Kaitlyn, de 7 años, de Missouri, Estados Unidos, que dijo que obsequiaría al bebé Jesús frazadas para mantenerlo caliente.

Sheena, de 8 años, de Tamilnadu, India, desea ofrecer su regalo de una caja de chocolates al niño Cristo. Lian, de Bulacán, Filipinas, de 5 años y de diente dulce, dijo, que le llevaría a Jesús «Bizcocho que es de rechupete».

Gabriel, un generoso chico de 9 años, de Sao Paulo, Brasil, dijo que conseguiría «lo más que yo pueda comprar con el dinero que me dan mis padres para yo gastar».

Pero la Navidad es también la temporada de recibir obsequios y los niños tenían unas cuantas solicitudes para ellos mismos.

Copper, de 8 años, de Missouri, espera poder conocer a Jesús mejor en el nuevo año que se aproxima.

Sheena desea que todos los pobres del mundo tendrán alimentos, mientras que Grace del Líbano, de 7 años, desea que sus amigos vengan a visitarla, para darles regalos.

Andrea Ysabel, de 5 años, de Manila, Filipinas, desea que «Mi catarro se desaparezca y que mi hermano, bebé Luis, se mantenga gracioso».

Saúl, de 6 años, de Yucatán, México, espera tener un sistema de Xbox y Adriana pidió un bolso de dormir Camp Rock (una película de Disney).

Cryista, de 10 años, de Barbados, desea ir al cielo con Jesús, pero ella también espera encontrar un Nintendo DS debajo del árbol en la mañana de la Navidad.

Paz sobre la tierra, le pareció bien a Lian, o por lo menos paz para su familia.

«Deseo que mi hermana mayor y yo, no peleemos más», dijo Lian. «Deseo que las dos seamos buenas niñas de hoy en adelante. Deseo que Dios pueda cuidar de mi Papi cuando está en el trabajo, y que mi Mamá pueda recuperar bien de su enfermedad».

Fuera que estuvieran emocionados por estar de viaje, por ver familiares, por estar libres de clases y de tareas escolares, por cantar en el coro o abriendo regalos, los niños recordaron el más profundo significado detrás de las celebraciones navideñas.

«Yo estoy feliz y agradecido a Dios ´porque, si Jesús no hubiese nacido, nosotros no podríamos ser salvos» dijo Gabriel.

Contribuyeron a esta artículo: Aranka Bajic, Cathy Boldeau, Beth Chagas, Gordon Christo, Alex Elmadjin, Malou Escasa, Víctor Hulbert, Raúl Lozano, Linda Meek, y Libna Stevens.

-Red de Noticias Adventista

Image by ANN. Unión Mexicana del Sur/DIA
Image by ANN Unión del Caribe/DIA

Top news

En Beirut, equipos adventistas contribuyen con resiliencia en medio del quebrantamiento
Adolescente reúne 1.2 Millón de seguidores con entradas sobre Jesús y la Biblia
Centro Oncológico de Loma Linda celebra treinta años de tratamiento de protones