Búsquedas Populares

Providenciales, Islas Turcos y Caicos… [Nigel Coke/DIA]

Cientos de entusiastas miembros, amigos y admiradores se volcaron al Williams Auditorium y al Graceway Sports Centre en Providenciales, el viernes por la noche y el sábado, 1 y 2 de diciembre de 2006, para celebrar 100 años de adventismo en la Misión de las Islas Turcos y Caicos. El tema para el fin de semana fue, «Celebrando Sus Bondades».

En la bienvenida a los asistentes, el viernes en la noche, el muy feliz presidente de la Misión de las Islas Turcos y Caicos, pastor Peter Kerr, saludó a los fieles soldados de la cruz quienes tuvieron la fórmula del fenomenal crecimiento que la iglesia está teniendo. Expresó su aprecio a todos los misioneros y a las administraciones pasada y presente de la Asociación de las Indias Occidentales, por el apoyo incondicional del trabajo en la Misión. También agradeció a todos los miembros fieles por permitir que Dios los usara tan poderosamente para el avance de la obra.

«Le damos la bienvenida a este significativo logro, bienvenidos a las alegrías del acto salvador de Dios entre su gente y a un grande y glorioso futuro y las maravillosas posibilidades y oportunidades ante nosotros», exclamó él.

A través de los muchos retos, desánimos y frustraciones, a veces, Dios ha sido bueno y fiel. Sólo mirémonos a nosotros ahora. De un comienzo humilde de un puñado de creyentes en 1906, a casi 1,500 miembros quienes actualmente adoran en siete iglesias organizadas y dos grupos en cinco islas diferentes. Ha sido un viaje maravilloso de esperanza para los pioneros de nuestra fe y para todos nosotros que hemos llegado después», agregó él.

La tarde fue amenizada con alabanzas y adoración del corazón por la congregación y luego con cantos inspiradores de parte del gran coro del Centenario. El pastor León B. Wellington, vicepresidente y director de comunicaciones para la iglesia en Ínter América, trajo los saludos de parte de la División, mientras el pastor Derek Bignall, secretario ejecutivo trajo saludos en nombre de la Unión.

Los principales oradores para el fin de semana fueron el presidente de la Unión de las Indias Occidentales, el pastor Patrick Allen, quien habló en el servicio de Reconocimiento y Premios y el Dr. Alanzo Smith, director de Ministerios de la Familia y Comunicaciones en la Asociación de Greater New York, quien tuvo el discurso principal en el segundo servicio.

El programa del sábado por la mañana se centró alrededor de animadas presentaciones musicales y testimonios. Los cantos se realizaron en inglés, francés y español porque la misión ha sido bendecida con una iglesia de habla francesa y un grupo hispano que tienen miembros procedentes de República Dominicana, Haití y México. Los testimonios siguieron el orden de las reflexiones que fueron presentadas por aquellos que habían servido a la misión en sus comienzos.

Al realizarse el servicio de adoración del sábado por la mañana, usando el tópico, «Yendo por el Pacto», el pastor Alanzo Smith instó a la congregación a «confiar en el Señor de todo corazón y no atenerse al entendimiento personal». Refiriéndose a Génesis 5:1-7 y Génesis 2:12, donde Abraham caminó por fe y fue recompensado abundantemente, desafió a todos a mantenerse firmes hasta que el Señor vuelva.

«¿Ha sido Dios bueno con Usted?», preguntó persuasivamente. «Sí, para Dios sea la gloria, grandes cosas ha hecho él. Ustedes han hecho bien a través de muchas pruebas, dolor y clamor de corazón. Ustedes celebran un Centenario. Ustedes han hecho una buena labor, sin embargo, no se tornen satisfechos con las bendiciones de Dios porque el deshonesto miente al cielo».

Más tarde hacia el mediodía, 72 personas fueron honradas por su fidelidad y comprometida dedicación al crecimiento y desarrollo de la Misión.

Su excelencia, Richard Tauwhare, gobernador de las Islas Turcos y Caicos, encabezó la lista de un número de oficiales gubernamentales que estaban presentes. Al dar sus saludos, hizo resonar sentimientos de admiración de la inmensa contribución que la iglesia ha logrado en el desarrollo de las Islas.

Dijo que no sólo la iglesia estuvo envuelta y consciente de la espiritualidad de los individuos, pero también en lo mental y espiritual. Recomendó el sistema educacional de la iglesia e hizo referencia a la magnífica relación que se comparte con el gobierno de las islas y la iglesia.

Después de la primera histórica sesión de negocios del domingo, 3 de diciembre, los jóvenes de la iglesia se lanzaron a la calle en masiva manifestación la cual culminó en el Williams Auditórium. Luego, el telón se cerró bajo un buen planeado y desbordante espíritu de un fin de semana de celebraciones.

La obra en las Islas Turcos y Caicos comenzó en 1906 y en 1945, junto con las Islas de Inagua, fue organizada como la Misión de Salt Cays. Más tarde se le quitó la categoría de misión, y en algunas ocasiones, fue supervisada por la Asociación de Jamaica Este y la Misión de las Bahamas, hasta 1965 cuando la Misión de las Islas Turcos y Caicos fue reorganizada con el pastor V. O. Brown como su primer presidente. La misión entonces consistía de una iglesia en Grand Turks, una en Kew, norte de Caicos y una en Blue Hills, Providenciales, con una feligresía total de 47.

En 1945, Clyde Nebblett y su esposa celebraron una campaña en Blue Hills, bautizaron 26 preciosas personas y levantaron la iglesia Blue Hills.

En el año en que la Misión está celebrando su Centenario, pastor Kerr está completando sus 16 años como presidente. Actualmente tenemos sobre 1,500 miembros en siete iglesias y dos grupos, una escuela superior, una escuela primaria y un campamento. Ahora la misión tiene su personal con directores departamentales nombrados, junto con tres pastores, 26 maestros, un colportor tiempo completo y uno de medio tiempo y una persona a cargo de la información tecnológica.

Image by ANN. Nigel Coke/DIA
Image by ANN Nigel Coke/DIA

Top news

Centro Oncológico de Loma Linda celebra treinta años de tratamiento de protones
Hermanos médicos dan testimonio desde el frente de batalla en la lucha contra el COVID-19
Jesús para los YouTubers