Búsquedas Populares

Miami, Florida, Estados Unidos… [Libna Stevens/DIA]

Cerca de 500 personas, entre miembros de la familia, amigos y colegas, se reunieron el jueves, 7 de diciembre para el servicio de recordación de al pastor Ramón H. Maury. El pastor Maury, quien se había jubilado a mediados de 2005, después de servir 20 años como tesorero y cinco como vicepresidente de la Iglesia Adventista del 7mo. Día de Ínter América, murió en México el 2 de diciembre de un aparente paro respiratorio, a la edad de 73 años.

Durante el solemne servicio realizado en la Iglesia Adventista del 7mo Día de Westchester, en Miami, los dolientes llegaron para rendir tributo y reflexionar sobre sus logros e influencia positiva durante su vida. El pastor Maury era un miembro activo de la Iglesia Adventista [Hispana] de Westchester.

Los líderes de la iglesia mencionaron el asombro de su muerte y dieron testimonios por sus muchos años de dedicados servicios a la iglesia que tanto amó.

«De todo lo que fue dicho por nuestro querido mentor, amigo y hermano Ramón Maury, creo que lo máximo que podemos tomar de su vida es que él lideró un ejemplo digno de imitar», dijo el pastor Israel Leito, presidente de la iglesia en Ínter América.

«El impacto de Ramón en la vida de la División Interamericana puede ser caracterizado y medido al entender la influencia que él ha tenido sobre muchas personas y organizaciones». El pastor Leito siguió diciendo que el pastor Maury fue conocido como mentor a muchos líderes.

«No hay rincón en Ínter América donde no haya un dirigente que no haya sido influenciado por Ramón», dijo Leito. «No sólo formó líderes sino que también fue instrumento en el desarrollo de organizaciones de la División Interamericana».

El pastor Maury presidió muchos comités en la DIA. Le dio un enorme apoyo al trabajo de la Agencia Adventista de Desarrollo y Servicios Asistenciales (ADRA) en Ínter América. Por muchos años presidió la junta de ADRA-IAD.

«Es enorme la pérdida de la familia de la División Interamericana ya que no podemos tener más sus consejos», dijo el pastor Leito. «Pero tenemos la esperanza de verlo otra vez en gloria, y debemos honrar su memoria siempre y seguir su ejemplo en todo».

El pastor Filiberto Verduzco, tesorero de la iglesia en Ínter América, se dirigió a los congregados y expresó su gratitud y tributo al pastor Maury.

«Siempre lo vi como un maestro», dijo el pastor Verduzco. «Desde que lo conocí en 1984 hasta su muerte, lo miré con gran respeto. La iglesia me dio la oportunidad de remplazarlo como tesorero, y solamente desde ese puesto puede verse la evidencia de la calidad de su esfuerzo y excelencia de su trabajo».

Él construyó la fortaleza financiera que hoy gozamos y sobre la que reposa el cumplimiento de nuestras obligaciones en el territorio de la División», siguió diciendo el pastor Verduzco.

Verduzco concluyó anunciando el establecimiento del Fondo de Becas para estudiantes necesitados de la Universidad Adventista de Colombia (CAU). Maury nació y se crió en Colombia, y estudió teología en CAU.

Bob Lemon, tesorero de la Asociación General, habló en nombre de la Iglesia Adventista Mundial. Lemon aseguró de cuánto la iglesia aprecia los esfuerzos del pastor Maury. Reflexionó sobre el tiempo cuando conoció al pastor Maury años anteriores.

«Aprecié en gran manera su pericia, pero más aprecié su amor y dedicación a la iglesia», dijo Lemon. «Compartió conmigo mucha información que me fue muy útil y con los años llegué a conocerlo mucho mejor. Lo he considerado como un mentor y maestro. Quiero que sepan que su iglesia [la del pastor Maury] lo amó y que estará orando por ustedes durante este período de dolor», continuó él. «Agradecemos al Señor porque no nos afligimos como aquellos que no tienen esperanza».

Representantes de varias regiones de la iglesia en Ínter América ofrecieron condolencias durante el memorable servicio.

«Escuchando los testimonios esta noche, debo admitir que ha caído un campeón», dijo el Dr. Vernon Andrews, vicepresidente de la iglesia en el Caribe. «A mi juicio, basado en mi relación con el pastor Maury, él era un administrador financiero competente y astuto, conocedor e ilustre presentador de la Palabra de Dios», dijo el Dr. Andrews.

Maury obtuvo un grado de maestría en administración de empresas de la Universidad Andrews.

Palabras similares fueron dichas por el pastor Patrick Allen, presidente de la iglesia en Indias Occidentales.

«Me paro aquí esta noche, aún asombrado por la noticia de que hemos perdido a un campeón y uno de nuestros valientes soldados del campo de batalla», dijo él. «Quiero que ustedes sepan que, nosotros en la Unión de las Indias Occidentales lloramos con ustedes la pérdida de nuestro hermano. Pero tenemos la gran esperanza de que lo volveremos a ver».

Dirigentes de la iglesia de Colombia, México y Puerto Rico, también hablaron.

El servicio fue amenizado con números musicales y expresiones de condolencia de parte de familiares del pastor Maury, amigos y coetáneos.

Durante el concurrido servicio, se ofreció un minuto de silencio en honor a la vida del pastor Maury.

Los años de servicio del pastor Maury para la iglesia empezaron en 1957 cuando llegó a ser el tesorero y profesor en la UAC. Durante su tiempo en Colombia, contrajo matrimonio con Lourdes Rivas con quien tuvo tres hijos. Más tarde sirvió como presidente de esa institución. También fue pastor de una iglesia y sirvió como tesorero y presidente de la iglesia en Colombia. Años más tarde, su esposa Lourdes, murió.

En 1980, el pastor Maury contrajo matrimonio con Maria Eugenia Monsalve. No mucho tiempo después, tuvieron una hija.

En 1981, el pastor Maury fue elegido tesorero de la iglesia en la División Interamericana, con sede en Miami, Florida. Él continuó en dicha posición por 20 años hasta ser nombrado vicepresidente de la División en el año 2000. Permaneció en esa posición hasta su retiro del servicio activo con casi 49 años de servicio a la iglesia.

Sobreviven al pastor Maury, su esposa, María Eugenia, sus cuatro hijos – Sussy, Boris, Ramón y Julie, y cuatro nietos, Carla, Adriana, Daniel y Gabrielle.

Donaciones al «Fondo de Becas Ramón H. Maury» pueden ser dirigidas a la División Interamericana. Para más información, favor contactar la oficina de la División Interamericana, al teléfono (305) 403-4700.

Image by ANN. Libna Stevens/DIA
Image by ANN Fotografía de Archivo

Top news

Centro Oncológico de Loma Linda celebra treinta años de tratamiento de protones
Hermanos médicos dan testimonio desde el frente de batalla en la lucha contra el COVID-19
Jesús para los YouTubers