Búsquedas Populares

Philadelphia, Pennsylvania, Estados Unidos, 13 de diciembre de 2005 … [Taashi Rowe/ANN]

Aunque las iglesias no sean hospitales, muchos han dado testimonio de que el amor y la calidez experimentada en las iglesias puede ser un bálsamo curativo para el alma. Oscar y Eugenia Giordano, médicos que están de acuerdo con este concepto, están trabajando para ayudar a las Iglesias Adventistas del África a que se conviertan en «centros de apoyo para las comunidades en la lucha contra el VIH y el SIDA».

Con el mensaje de que la iglesia puede ser más que sólo un lugar al cual asistir una vez por semana, los Giordano compartieron sus experiencias como director y directora asociada de la oficina del Ministerio Adventista Internacional del SIDA (AAIM), con sede en Johannesburgo, Sudáfrica, durante la reunión anual de la Asociación Norteamericana de Salud Pública (APHA, por sus siglas en inglés) este 13 de diciembre. APHA es la más antigua y extensa organización de profesionales de la salud pública del mundo. La reunión de este año se está llevando a cabo en Philadelphia, Pennsylvania, Estados Unidos.

Los Giordano se unieron a otros presentadores para explorar el vínculo entre la fe y la salud. Al promover las reuniones de fe y salud, APHA dice en su sitio web, «según los registros literarios sobre el tema, las organizaciones de fe pueden ayudar a cumplir un papel esencial al proveer programas y servicios a las comunidades locales. Algunos inclusive afirman que las organizaciones de fe son más eficaces en la capacitación de las personas para que se sobrepongan a los desafíos personales de salud».

Según los Giordano, alrededor del 20 por ciento de los feligreses adventistas del Sur de África y alrededor del 10 por ciento de África Oriental son VIH positivo. Desde 2003, AAIM ha estado ayudando a las iglesias a hallar maneras de alcanzar a los enfermos del VIH/SIDA en ocho países africanos subsaharianos desde 2003.

El amor y la compasión es uno de los principales componentes utilizados en la implementación y el acercamiento a los infectados y afectados por esta epidemia, dijo el Dr. Oscar Giordano.

«En la mayoría de las iglesias hay muchas personas dispuestas a participar en el ministerio en favor de quienes viven con VIH/SIDA, pero la realidad es que no saben cómo hacerlo. Este enfoque les da la oportunidad de aprender cómo hacerlo y de cumplir su misión», continuó diciendo Giordano.

Parte del plan incluye la formación de grupos de apoyo, el desarrollo de talleres acerca de cómo vivir con la enfermedad, visitas a los enfermos y la generación de actividades remuneradas para quienes viven con la enfermedad.

Los Giordano dicen que la presentación que hicieron tuvo tres objetivos: definir un programa con nuevas posibilidades en la lucha contra el VIH/SIDA; desarrollar una nueva perspectiva y enfoque para luchar contra el VIH/SIDA en las comunidades; y aplicar un plan de acción a partir de esa presentación.

«Cada vez más, las iniciativas relacionadas con la fe resultan de interés para las grandes organizaciones como gobiernos y universidades», dijo el Dr. Giordano. «Ellos buscan asociarse con organizaciones de fe, especialmente con las que proporcionan entrenamiento y soluciones prácticas».

Si desea más información al respecto, visite www.aidsministry.com.

Derechos Reservados ® 2005 por Adventist News Network

Image by ANN. ANN
Image by ANN ANN

Top news

Adolescente reúne 1.2 Millón de seguidores con entradas sobre Jesús y la Biblia
Centro Oncológico de Loma Linda celebra treinta años de tratamiento de protones
Hermanos médicos dan testimonio desde el frente de batalla en la lucha contra el COVID-19