Silver Spring, Maryland, Estados Unidos, 22 de diciembre de 2005 … [Mark A. Kellner/ANN Staff]

Una legislación del 20 de diciembre por parte de una corte federal en los Estados Unidos determinó que la “ciencia de la creación”, o el “diseño inteligente” no puede ser enseñada en las escuelas patrocinadas por el estado, porque tiene una base religiosa. Los adventistas del séptimo día están entre los muchos grupos religiosos que están cuestionando esa legislación. El “Diseño Inteligente”, o “DI” es una teoría científica que postula un origen del universo distinto al que Darwin presenta en la teoría de la evolución.

La resolución puso fin a un debate de seis semanas en Harrisburg, Pennsylvania, ante el juez de Distrito de los Estados Unidos, John E. Jones III, quien declaró que el Diseño Inteligente es religión, y no ciencia, y su presentación en las escuelas dirigidas por el estado es una violación de la separación constitucional entre la iglesia y el estado, en Norteamérica.

“Encontramos que, mientras los argumentos del DI pueden ser verdaderos, una proposición acerca de la cual la corte no toma una posición, el DI no es ciencia”, escribió Jones en su decisión, publicada el 20 de diciembre. Después del testimonio de muchos expertos de ambas partes acerca del asunto, así como evidencia que incluyó libros de texto impulsores del DI y una compilación de editoriales de periódicos locales y cartas al editor, Jones dijo que se sentía confiado de resolver el asunto en cuestión.

“Si bien contestar esta pregunta nos obliga a revisar evidencia enteramente compleja, si no obtusa, después de un juicio de seis semanas que pasó por 21 días e incluyó incontables horas de presentaciones de testigos expertos, la corte está confiada de que ningún otro tribunal en los Estados Unidos está en una mejor posición que nosotros para lidiar con esta área controversial”, declaró Jones en una resolución de 139 páginas.

¿Dónde deja esto a los adventistas, cuya iglesia se adhiere a una perspectiva estricta, literal, de seis días de la creación, y una ferviente creencia en la libertad religiosa? En los Estados Unidos, les deja en muchos modos donde estaban: libres para enseñar lo que ellos deseen en sus propias escuelas.

“Como un sistema educativo parroquial, en casi cada estado tenemos el derecho para escoger nuestro propio currículo”, dijo Larry Blackmer, uno de los directores asociados de educación para la Iglesia Adventista del Séptimo Día en Norteamérica. “Así que no se nos está pidiendo que enseñemos la evolución. Lo que estamos haciendo es similar: por lo menos estamos haciendo que los estudiantes estén conscientes de lo que enseña esa teoría, y cuáles son los asuntos a analizar en relación con esa teoría. Nosotros no enseñamos la evolución como un curso de estudios, sino que presentamos los conceptos de la evolución y nuestra respuesta a ellos”.

En Gran Bretaña, el Dr. Keith Davidson, director de educación para la Iglesia Adventista del Séptimo Día, dijo que hay libertad incluso para las escuelas que están recibiendo patrocinios del estado, para enseñar una cosmovisión en línea con su fe. Él cree que quienes están buscando limitar la discusión pública de la teoría de los orígenes en las escuelas están atrapados en una especie de intolerancia de la cual algunos han acusado a los cristianos de participar.

“Ellos están diciendo, en un sentido, que un solo punto de vista debe ser considerado”, dijo Davidson a ANN en una entrevista telefónica. “Debe haber libertad para expresar los puntos de vista de quienes quieren entender el origen de la vida. Decir que esos puntos de vista no deben ser considerados es, a mi modo de verlo, un comportamiento muy intolerante, en cierto sentido”.

“Se nos está diciendo que no estamos preparados para tener una mente abierta, discutir y debatir el asunto sobre la base de sus méritos. Si la teoría evolucionista es tan persuasiva, debe ser capaz de soportar el desafío de otra escuela de pensamiento”, agrega Davidson.

L. James Gibson, director del Instituto de Investigación en Geociencia, de la Iglesia Adventista del Séptimo Día en Loma Linda, California, dijo ante ANN que la decisión del juez fue el resultado de tener que escoger entre dos presentaciones equivocadas.

“En primer lugar, es una exageración engañosa pretender que la sola mención de una hipótesis alternativa de diseño inteligente acerca del origen de la vida representa el establecimiento de la religión”, dijo Gibson. “En segundo lugar, es deshonesto para el establecimiento científico declarar que el Diseño Inteligente no es un asunto científico porque no puede ser probado, mientras fallamos en reconocer, al mismo tiempo, que muchos aspectos de la teoría de la evolución no pueden ser probados”.

“Mi posición básica es que ambos lados estuvieron equivocados, y el juez se vio forzado a tomar una mala decisión”, dijo él a ANN. “Los estudiantes tienen derecho a escuchar una presentación balanceada de los asuntos relacionados con los orígenes, pero los políticos, científicos y líderes religiosos no deben estar tratando de micro administrar el aula de clases”, agregó.

Sitios Relacionados

La Iglesia Adventista afirmó su fe en una creación literal de seis días, hace tan sólo un año.

Derechos Reservados ® 2005 por Adventist News Network.

Image by ANN. ANN

Top news

El coronavirus: ¿Una señal del fin?
Ministrar en favor de los hijos en tiempos del coronavirus
Los adventistas y la pandemia de influenza de 1918